El iMac más pequeño del mundo ha sido posible, como ya te imaginarás, gracias a una Raspberry Pi

Visitas : 202

Un ingeniero ha logrado crear una réplica en miniatura del iMac gracias a elementos como una impresora 3D, un panel IPS y evidentemente una Raspberry Pi.

Gracias a la Raspberry Pi se pueden construir multitud de proyectos a muy bajo precio que poco o nada tienen que envidiar a otros tantos productos que se venden mucho más caros, y el último invento que ha sido posible es una réplica de un iMac en formato mini.

Un ingeniero ha logrado fabricar el iMac más pequeño del mundo con una Raspberry Pi, aunque bien es cierto que lo único que tiene de iMac es el nombre y también el logo de Apple. El desarrollador Michael Pick ha presentado en su canal de YouTube el proceso de fabricación de un pequeño iMac que no es más alto que una lata de una conocida bebida energética. Cabe aclarar que no estamos hablando realmente de un iMac, pero sí de intentar imitar su diseño con ciertos materiales construidos en base a una impresora 3D, un panel IPS y una Raspberry Pi.

La construcción, que la tienes bien explicada en el vídeo que acompaña a la noticia, comienza con una impresión 3D de las piezas necesarias como es la carcasa para incluir la pantalla y la placa. En la carcasa debe incluirse primero un panel IPS de siete pulgadas que alcanza una resolución de 1024 × 600 px y que se ha tenido que recortar ligeramente para poderlo encajar.

El trabajo más complicado fue incluirle una Raspberry Pi que ha tenido que ser recortada en ciertos puertos para que pudiera encajar dentro de la propia carcasa imprimida previamente en 3D. Para ello Michael tuvo que cortar el puerto ethernet y dos puertos USB en la parte superior de la Raspberry Pi para que encajara de manera perfecta.

Omitiendo los puertos que han sido eliminados, al final esta imitación del iMac incluye un puerto USB 2.0, un puerto USB 3.0, y un adaptador Wi-Fi para que funcione a la perfección. Se ha hecho uso de un dispositivo Bluetooth para cargar funciones de teclado y ratón al “iMac” y así hacerlo totalmente funcional. Finalmente se tuvo que recortar un cable de extensión USB para mantener la estética de todo el proyecto.

Para no sufrir de sobrecalentamientos, el ingeniero ha agregado un disipador de calor de aluminio y también un ventilador capaz de embutir de aire fresco a la carcasa.

Como ves es bastante sencillo crear esta réplica del iMac en miniatura si se cuenta con una impresora 3D para la carcasa, un panel IPS de calidad media para incluir en la misma y evidentemente una Raspberry Pi y los distintos adaptadores de red y datos.

admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *