Flujo masivo de haitianos genera llamado urgente de 161

 Un número de 161 perso­nalidades dominicanas, incluyendo a los más al­tos cargos en estado de retiro de los mandos mili­tares y policiales, han so­licitado al presidente Luis Abinader tomar medidas urgentes ante el trasla­do masivo de haitianos indocumentados al país, “apoyados con recursos foráneos y locales”.

En una motivada re­flexión sobre el caso, que pone énfasis en la gra­vedad del problema, es­tas figuras le advierten al mandatario de que esta si­tuación está produciendo “efectos desestabilizado­res” en todos los órdenes de la vida nacional.

Esta situación, advier­ten, esta “menoscabando cada vez más la cohesión social y territorial” de la nación.

“Constituye un hecho inocultable ante el país y el mundo, que (por esta situación) se ha generado una situación lesiva a la nación”, anota el mensaje al jefe de Estado.

En consecuencia, agre­gan, esta presencia masiva de ilegales haitianos “crea temores y fricciones en la población y nos convierte en cotidianos testigos de episodios de violencia san­grienta…”

También está ocurrien­do el resurgimiento de las “viejas prácticas de suplan­tación de identidades de dominicanos por haitianos, mediante el uso de sobor­nos y otros medios corrup­tos”.

Ocupación progresiva

Este problema, exponen, “alienta la permanente pre­tensión de sectores del lide­razgo haitiano de que nues­tro territorio les pertenece y que simplemente lo es­tán recuperando, siguien­do una estrategia de ocupa­ción progresiva, que ha ido pasando de tener un carác­ter pacífico y silente a otro agresivo y desafiante”.

“Resulta altamente pe­ligroso el ambiente de po­larización y confrontación entre fuerzas políticas y so­ciales que impera en el ve­cino Estado, aprovechado por actores foráneos y loca­les con propósitos siniestros de perturbar la paz y la es­tabilidad en toda la Isla y la región del Caribe”, declaran los suscribientes de la co­municación.

Además, añaden, “cons­tituye motivo de alarma la gran cantidad de bandas or­ganizadas que están reci­biendo, desde el exterior, armamento moderno, abun­dantes municiones, equipos avanzados de comunicacio­nes y cuantiosos recursos económicos que crean des­estabilización en Haití”.

A renglón seguido, lla­man a reflexionar sobre el hecho de que esos eventos acarrean, “alto riesgo de crear la figura del refugia­do, a quien se le impide vi­vir en su propio país, y se ve ‘forzado’ a refugiarse en Re­pública Dominicana”.

A las autoridades civiles y militares les exhortan a aplicar la Constitución y las leyes para el cumplimiento de su misión de proteger los intereses de la República, “de modo justo y enérgico”, mientras emplaza a hacer “un gran esfuerzo para su­perar la tradicional actitud de debilidad, descoordina­ción y dispersión…”

Se basan en que hoy día “es más que previsible que en un futuro cercano, an­te el acentuado deterioro económico y social que ha generado en el país y to­da la isla el impacto del Co­vid-19, “se tornen altamen­te volátiles y explosivas las relaciones entre dominica­nos y haitianos”.

También considera “una provocación inaceptable”, y “un nuevo y burdo atro­pello a la soberanía y auto­determinación nacionales”, que durante el aniversario de la sentencia 168/13 del Tribunal Constitucional, la Agencia de Naciones Uni­das para los Refugiados (ACNUR), “persista en su aviesa e innecesaria cam­paña de confundir casos de indocumentación provoca­dos por el incumplimiento del gobierno haitiano de sus obligaciones básicas con sus ciudadanos y sus deberes internacionales, con una su­puesta práctica de fomento de la apátrida atribuida al Estado dominicano”.

Igual juzgaron de “al­ta preocupación ciudada­na” que después del fra­caso del llamado Plan de Regularización Migrato­ria patrocinado por el pa­sado gobierno, el entonces presidente Danilo Medina concedió “graciosamen­te”, dentro del periodo de transición, la nacionali­dad dominicana a 750 hai­tianos, “sobre las bases de expedientes irregulares, plagados de ilicitudes y fraudes”.

 SUSCRIBIENTES

Personalidades

Entre los firmantes de la comunicación al man­datario figuran Marino Vinicio Castillo, Fede­rico Antún Battle, Elías Wessin Chávez, Manuel Bergés Coradín, Pelegrín Castillo Semán, tenien­te general (r) José Mi­guel Soto Jiménez, Juan Miguel Castillo Panta­león, Vinicio Castillo Se­mán José Ricardo Tave­ras Blanco, Jottin Cury, mayor general (r)Gui­llermo Guzmán Fermín, general (r) Plutarco Me­dina, Luis Andrés Pé­rez Saleta, José Abigail Cruz Infante, José Arís­tides Taveras Jiménez, Leo Wachmann, Virgilio Malagón, Juan Francis­co Puello Herrera, Fidel Lorenzo Merán, Mar­ge Jover Rizik, Cristi­na Aguiar, Juan Cohen Saunders, Manuel Or­tiz Tejada y Tacito Per­domo.

admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *