Batazo en la cara deja la vida de un joven en tinieblas

Batazo en la cara deja la vida de un joven en tinieblas

Un confuso incidente le cambió la vida a Waly Tavárez Inoa, un joven de 21 años que perdió la vista al recibir un batazo que le propinaron desconocidos cuando regresaba a su casa en la comunidad de Palo Quemado del sector de Gurabo, de esta ciudad.

“Bueno, es como quien dice empezar de nuevo, no es lo mismo antes y ahora, yo era jardinero, y ahora no puedo trabajar, los médicos dicen que ya quedé ciego, que no hay solución”, narra con dolor e impotencia el joven, recordando que el hecho ocurrió el pasado día13 de abril, en la zona montañosa Los Uveros, de la carretera turística Luperón, cuando junto a un amigo regresaba a su hogar luego de ir a algunos lugares de diversión, y a la fecha no hay nadie detenido. Tanto la víctima, como sus familiares, dicen que la policía quiere alegar que fue un asalto, porque días antes le habían dado un palo a alguien en el mismo lugar, pero que esto no fue así, sosteniendo que horas antes, Waly y el amigo habían ido a un villar en Jacagua, y tras una discusión con otros jóvenes, estos lo amenazaron, por lo que presumen tiene relación con el caso.

Sobre el hecho

“Ese día andaba tomando tragos con un amigo, y fuimos a un villar en Jacagua, uno de los muchachos que andaban conmigo estaba discutiendo con otro joven, que después supe que eran familia, y lo llamé para evitar problemas, y el joven comenzó a insultarme, y cuando nos íbamos señaló con los dedos a los ojos, haciéndome ver que me tenía vigilado”, narra Waly, quien dijo que la policía detuvo al joven para investigarlo, pero lo soltó por falta de pruebas.

Dijo que cuando regresaban a su casa, alguien les advirtió que tuvieran cuidado, que en Los Uveros habían unos muchachos con bates, por lo que fueron al cuartel de la Policía cercano a pedirle que los acompañaran y no quisieron, por lo que tuvieron que marcharse, y cuando iban en la curva salieron los individuos, y el muchacho que andaba manejando bajó la cabeza y le dieron el batazo en la cara que lo dejó ciego.

“Siempre han dicho que fue un atraco, eso no fue un atraco señores, los atracadores siempre andan con pistola, ellos se agarran de eso porque hacía un par de noches que a un muchacho andaba en una pasola y le dieron un palo, no se sabe con qué motivo, y ahora quieren decir que fue un atraco, y no fue así, a ellos no le quitaron nada, los atracadores andan con armas de fuego, no con palos”, sostiene Santana Heriberto Tavárez, tío del joven no vidente.

Dicen autoridades han sido indiferentes

Para el tío del joven hubo mucha negligencia de parte de la Policía, y que no han investigado nada porque ellos no tienen dinero, y que cuando el papá de Waly va para pedir que investiguen el caso, lo primero que le dicen es que si va a poner un abogado, porque ellos no pueden trabajar así. Asegura que le han dicho nombres de gente que puede ser, pero no hacen caso, y que lo que quieren es que investiguen y se haga justicia.

Euclides Tavarez, padre de Wali, insistió en que el caso deber ser investigado, comenzando por el amigo que andaba con él, quien dice no saber quién fue, que nada más vio cuando le dieron con los palos, pero se ha alejado de la casa. Precisó que ahora tiene que vivir con la angustia de ver a su hijo ciego haciendo esfuerzo para adaptarse a su nueva vida y lo que pero es que no tienen recursos para darle la calidad de apoyo que requiere.

Fuente el caribe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *