Hombre buscado por distribución de cocaína visto por última vez en Lakewood

HOUSTON (AP) – La marejada ciclónica y las lluvias se combinaron el martes para provocar más inundaciones a lo largo de la costa de Texas después de que la tormenta tropical Beta tocó tierra, amenazando áreas que ya han visto su parte del clima dañino durante una temporada alta de huracanes.

La tormenta tocó tierra el lunes por la noche justo al norte de Port O’Connor, Texas. La madrugada del martes, Beta se encontraba a 56 kilómetros (35 millas) al noroeste de la ciudad con vientos máximos de 64 kph (40 mph), dijo el Centro Nacional de Huracanes de EE. UU. La tormenta se movía hacia el noroeste cerca de 3 mph (4 kilómetros) y se espera que se detenga tierra adentro sobre Texas.

admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *