Narco dominicano acusado por asesinato de adolescente alega defensa

Visitas : 102

Narco dominicano acusado por asesinato de adolescente alega defensa propia después de un tumbe de drogas

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ El narco dominicano Isaiah Rivera Pérez, acusado por un Gran Jurado Estatal en Manchester (New Hampshire), por el asesinato en segundo grado del adolescente Jaden Connor, de 17 años de edad, está alegando defensa propia acogiéndose a una ley del estado que autoriza el uso de fuerza letal cuando alguien es atacado o robado en su casa.

Pero el caso está generando una controversia judicial debido a que Rivera Pérez, mató al adolescente cuando la víctima huía junto a tres cómplices después de robarle drogas y dinero al acusado.

Rivera Pérez mantenía un punto de marihuana en su casa y la víctima recibió un balazo en el torso, siendo encontrado muerto en la calle. Fue detenido en agosto en en la ciudad de Tewksbury en Massachusetts.

Dos abogados de oficio que le fueron asignados por la corte, renunciaron al caso y su nuevo defensor no ha querido hablar sobre el proceso.

«Aceptamos como veraz su versión de que fue víctima de una invasión armada a su casa», dijo el Secretario de Justicia Auxiliar Peter Hinkley. «El cargo de asesinato en su contra se centra en su conducta posterior contra los intrusos que huían».

Rivera Pérez le dijo a la policía que los tres tumbadores comenzaron a salir corriendo de su casa en un momento dado, y fue entonces cuando agarró su pistola calibre .40 y les disparó, según la declaración jurada.

«Justo después de que Rivera Pérez intentara disparar sin éxito a los ladrones dentro de su casa, notó que su hijo pequeño estaba parado en el área donde tenía la intención de disparar», dijeron los investigadores en la declaración jurada.

Pérez dijo que luego corrió hacia la puerta de su casa. En una entrevista del 15 de julio, dijo a la policía que disparó su pistola en las cercanías de los hombres que huían para sacarlos de su propiedad, según la declaración jurada, pero el 24 de julio, le dijo a la policía que les disparó porque estaban armados y en su propiedad y él podía mantenerse firme defendiéndose», dijeron los investigadores.

«Todo lo que hizo fue proteger a su familia donde vive, casi en medio de la noche, y estaba defendiendo a su propia familia», dijo Luis Rosado, un amigo de Rivera Pérez. «No puedes encerrar a alguien por lo que hizo».

Los fiscales dijeron que este no es un caso de legítima defensa.

«El problema es si uno puede usar fuerza física mortal contra un delincuente que huye, y New Hampshire simplemente no tiene ese tipo de estatuto», dijo Hinkley.

La policía dijo que los casquillos de bala fueron recuperados frente a la casa de Rivera-Pérez y que no se encontraron armas de fuego u otras armas cerca de la víctima. Las imágenes de vigilancia muestran a Connor arrojando algo que fue recogido por uno de los otros sospechosos.

Rivera Pérez, de 24 años, mató a Connor el 14 de julio de este año.

Los investigadores dicen que el crimen ocurrió en la calle Central, donde Rivera Pérez también disparó hacia edificios aledaños poniendo en peligro las vidas de muchos residentes.

Se le sumaron cargos graves de conducta imprudente y de ser hallado culpable por el asesinato, enfrenta cadena perpetua y años adicionales.

Rivera Pérez, fue acusado formalmente por un Gran Jurado de la Corte Estatal después de ser arrestado casi un mes después del asesinato.

Su proceso se retrasó debido a las restricciones COVID-19 en el estado de New Hampshire.

La policía dice que el líder de la banda de drogas a la que pertenecía Rivera Pérez, supuestamente le dijo a los investigadores que la víctima era uno de los cuatro invasores que entraron a su residencia en el edificio 276 de la calle Central, donde lo golpearon con una pistola y le robaron drogas y dinero.

Rivera Pérez dijo que persiguió y disparó a los cuatro dos veces mientras huían, una vez desde el porche de la casa y la otra desde la acera de la calle.

Connor cayó gravemente herido a tres casas de distancia.

Los abogados de Rivera Pérez alegan defensa propia y cuando la policía interrogó al acusado la noche del asesinato, él invocó la ley estatal de defensa personal.

New Hampshire es el único estado de Nueva Inglaterra con una ley de defensa propia, que le permite a una persona usar fuerza letal sin tener que retirarse a un lugar seguro si es posible.

La ley también permite la fuerza letal contra ladrones cuando invaden la propiedad de un individuo o alguien que intente cometer un delito grave contra quien se defiende.

Un juez nombró a dos abogados para representar a Rivera Pérez, Aileen O’ Connell y Anthony Naro, pero ambos juristas se retiraron del caso.

El abogado de Nashua, Charles Keefe, que ahora representa a Rivera Pérez no se ha referido al caso, según publicó este domingo el periódico local de New Hampshire, Union Leader.

admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *