Una nueva batería superaría al ion-litio en duración y seguridad

Un equipo dirigido por John Goodenough, el hombre que jugó un papel clave en la creación de la batería de iones de litio, está trabajando en un nuevo proyecto con el que se conseguirían baterías más duraderas, rápidas y seguras.

El físico estadounidense se ha propuesto cambiar el paradigma de las baterías externas uniendo componentes más eficientes para conseguir mejores resultados.”El coste, la seguridad, la densidad de energía, las tasas de carga y descarga y el ciclo de vida son aspectos críticos para las baterías. Creemos que nuestro descubrimiento resuelve muchos de los problemas que son inherentes a ellas hoy en día”, ha señalado Goodenough.

El investigador de 94 años y su grupo de la Universidad de Texas están desarrollando una batería de estado sólido que posee tres veces el almacenamiento de energía de una fuente de alimentación de ion-litio de tamaño similar y podría manejar más ciclos de carga, se recargaría mucho más rápido y no estallaría en llamas en caso de deterioro.

En lugar de utilizar electrolitos líquidos, esta batería sólida utiliza los electrolitos de vidrio y un ánodo de metal alcalino, lo que la convierte en la batería externa más resistente. El uso de electrolitos de vidrio también tiene otras ventajas: pueden funcionar a temperaturas muy bajas (hasta menos veinte grados) y no necesitan de una química compleja.

Encuentra las mejores baterías externas de menos de 10 euros en Amazon
“Los electrolitos de vidrio permiten la utilización de materiales de bajo coste como el sodio, ampliamente disponible ya que se extrae del agua del mar”, declaraba Maria Helena Braga, investigadora de la Universidad de Oporto que participa en el proyecto.

Goodenough y Braga están trabajando para mejorar su batería sólida que, con suerte, se convertirá en la novedad de este año. Además, tienen el objetivo de ver pronto estas baterías utilizadas en los vehículos eléctricos y sistemas de almacenamiento de energía.

Esta investigación es apoyada por Universidad de Texas, pero no hay subvenciones asociadas a este trabajo. La Oficina de Comercialización de Tecnología está negociando activamente acuerdos de licencia con varias empresas dedicadas a una variedad de sectores industriales relacionados con las baterías para conseguir ayudas económicas que agilicen su proyecto.

Comentários no Facebook