Home » Tecnología » Apple desarrolla en secreto sus propias pantallas microLED

Apple desarrolla en secreto sus propias pantallas microLED

¿En qué anda metida Apple? Al parecer, en muchos proyectos, pero sobre todo en uno de especial relevancia para el futuro de la compañía: la fabricación de sus propias pantallas. Apple desarrolla en secreto paneles microLED de última generación para reducir su dependencia extrema de Samsung y LG en este apartado.

Lo hace a apenas unos kilómetros de su campos principal en California, en un laboratorio donde experimenta con la tecnología MicroLED, llamada a suceder a los actuales paneles OLED. Según señala Bloomberg, las pruebas ya están en fase final y Apple habría logrado fabricar sus propias pantallas totalmente funcionales, eso sí, de pequeño tamaño.

Los plazos son claros: un mínimo de dos años para sacar al mercado el primer dispositivo con pantalla microLED. Se trataría del Apple Watch, según Business Insider España.

¿Por qué este interés en controlar la producción de pantallas?
La pantalla de cualquier dispositivo tecnológico es un elemento importantísimo, clave y excluyente a la hora de comprarlo. Los usuarios más exigentes quieren la mejor calidad, sobre todo en móviles de gama alta como los iPhone o en portátiles como los MacBook.

Además de lo que piden los usuarios en cuanto a calidad de visualización, los paneles influyen de otra forma sobre las ventas de dispositivos: el precio. Son de los componentes más caros de los móviles y portátiles, por lo que pasar a controlar su producción podría traducirse en una reducción del precio de los mismos o en un aumento de los beneficios de Apple.

Como muestra un botón: por cada iPhone X vendido, Samsung ingresa aproximadamente 100 euros. Paradójicamente puede que el iPhone sea el producto más rentable de Samsung, y se entiende que esto a Apple no le haga ni una pizca de gracia. Si siguen comprando pantallas OLED a la marca coreana es porque es absolutamente imprescindible.

Actualmente algunas marcas como Samsung, LG y Sharp mantienen el oligopolio de facto en cuanto a fabricación de paneles se refiere, sobre todo de paneles OLED, los que ahora mismo equipa la mayoría de móviles y TV de gama alta.

El interés de Apple por fabricar sus propias pantallas MicroLED se entiende a la luz de los números: pasaría a reducir su dependencia de terceras empresas y daría la vuelta a la tortilla, ya que quizás serían otros los que pasarían por caja para comprar sus pantallas.

Probamos el Samsung Galaxy S9+: ¿merece la pena? ¿Es mejor que el iPhone X?
Las limitaciones del proyecto secreto de Apple
Este proyecto de Apple, bautizado como T159, tiene no una sino muchas limitaciones. La principal es logística: puede que la compañía estadounidense consiga desarrollar la tecnología microLED antes que nadie, pero ¿cómo piensa producir millones de pantallas con ella?

Actualmente no posee la infraestructura necesaria para ello. No tiene ni las fábricas, ni los trabajadores ni las redes de distribución necesarias, así que se vería obligada a externalizar la producción.

No es nada trágico: ya lo hace con sus propios móviles, fabricados por Foxconn, aunque una cosa es ensamblar un dispositivo móvil y otra fabricar un panel altamente complejo. Si los OLED ya requieren de una inversión mastodóntica por parte de Samsung y LG, el microLED no parece que vaya a requerir menos.

Apple puede hacerlo y seguramente lo hará, pero Samsung no se va a quedar de brazos cruzados.

Author: admin
Tags

Comentários no Facebook