Glándulas endocrinas del cuerpo y sus funciones

Glándulas endocrinas del cuerpo y sus funciones

El cuerpo humano cuenta con múltiples glándulas endocrinas, que son fundamentales para mantener la homeostasis. Por desgracia, el funcionamiento de las mismas puede verse alterado.
Glándulas endocrinas del cuerpo y sus funciones

El sistema endocrino es una compleja red de glándulas especializadas, encargadas de sintetizar y liberar hormonas. Funciona de forma muy similar al sistema nervioso, no obstante, los impulsos eléctricos son sustituidos por sustancias químicas que viajan en el torrente sanguíneo. ¿Te interesa conocer acerca de las glándulas endocrinas y sus funciones? A continuación te contamos.

Las hormonas son mensajeros químicos formados a partir de aminoácidos, esteroides y otros sustratos en las glándulas endocrinas. Estas sustancias son secretadas a los vasos sanguíneos e influyen en la función de órganos y tejidos situados en otras partes del cuerpo. De igual forma, algunas hormonas ejercen su acción en células vecinas o incluso sobre la misma glándula que la sintetiza.

Las diversas hormonas producidas en el cuerpo humano intervienen en la regulación de casi todas las funciones del mismo. En este sentido, el sistema endocrino controla desde el metabolismo, el crecimiento y el desarrollo, hasta la conducta, el equilibrio hidroelectrolítico y la reproducción.

Función del sistema endocrino

El sistema endocrino es uno de los principales responsables del mantenimiento de la homeostasis o equilibrio interno de las personas. Estudios afirman que la principal función de esta red de glándulas es comunicar a las distintas células, tejidos y órganos del cuerpo humano a través de mediadores químicos. Además, este es uno de los pocos sistemas capaz de autogestionar su funcionamiento.

Por lo general, las hormonas actúan en los tejidos mediante receptores que se ubican en la superficie o en el interior de las células. De esta forma, las mismas inducen múltiples cambios en el órgano que dan lugar a la activación o inhibición de procesos esenciales para la supervivencia.

El papel de las hormonas es velar porque el cuerpo trabaje de forma armónica, sin interrupciones o retrasos. Algunas de las principales funciones reguladas por las glándulas endocrinas son las siguientes:

  • Frecuencia cardíaca y presión arterial.
  • Ciclo de vigilia y sueño.
  • Hambre y saciedad.
  • Temperatura corporal.
  • Metabolismo.
  • Actividad sexual y reproducción.
  • Crecimiento.
  • Equilibrio de electrolitos séricos.
  • Comportamiento.

Las glándulas endocrinas y sus hormonas

Las glándulas endocrinas son pequeños órganos especializados que cuentan con una gran irrigación vascular. Las mismas se encuentran distribuidas a lo largo de toda la anatomía humana, desde el encéfalo hasta el aparato reproductor. De esta forma, cada glándula se encarga de sintetizar diversos tipos de hormonas.

El sistema endocrino es dirigido por un complejo jerárquico conocido como eje hipotálamo-hipofisario, ubicado en el encéfalo. Este es el complejo responsable de determinar los requerimientos del cuerpo y estimular al resto de las células productoras de hormonas.

Hipotálamo

El hipotálamo es una pequeña región del cerebro que se ubica por debajo del tálamo. Actúa como centro de regulación central de diversas funciones endocrinas y viscerales autónomas. Investigaciones afirman que este es el punto de mayor integración entre el sistema nervioso central y el sistema endocrino. Además, participa en el control de la temperatura, la sed y el apetito.

De igual forma, el hipotálamo se encarga de sintetizar un grupo de hormonas llamadas factores hipotalámicos. Estas sustancias actúan a nivel de la hipófisis y regulan la cascada de liberación o inhibición de la mayoría de los sistemas hormonales.

Por otro lado, el hipotálamo es responsable de sintetizar oxitocina y hormona antidiurética (ADH). La oxitocina estimula las contracciones uterinas durante el parto y la eyección de la leche durante la lactancia. Por su parte, la ADH se encarga de disminuir la excreción de orina y aumentar su concentración.

Hipófisis

La hipófisis o glándula pituitaria es un órgano endocrino ubicado en la base del cráneo. La misma se divide en una hipófisis anterior o adenohipófisis y una hipófisis posterior o neurohipófisis. En la sección posterior es donde se liberan la oxitocina y la ADH.

Por otro lado, la adenohipófisis está formada por diversos tipos de células glandulares que sintetizan 6 hormonas vitales para el cuerpo humano:

  • Hormona de crecimiento (GH): actúa promoviendo el crecimiento de todos los tejidos, en especial de los huesos y los músculos. Estimula la formación de proteínas e induce la entrada de glucosa a las células.
  • Prolactina (PRL): es una hormona proteica que promueve la síntesis de leche materna. Además, esta sustancia actúa en el cuerpo lúteo y estimula la síntesis de progesterona. Por lo general, la prolactina se encuentra elevada durante el embarazo y la lactancia.
  • Hormona estimulante de la tiroides (TSH): esta hormona actúa sobre la glándula tiroides, aumentando la síntesis y liberación de las hormonas tiroideas.
  • Hormona adrenocorticotropa (ACTH): estimula la producción de hormonas a nivel de la glándula suprarrenal.
  • Hormona luteinizante (LH) y foliculoestimulante (FSH): ambas son hormonas gonadotropas encargadas de aumentar la producción de hormonas sexuales en los testículos y los ovarios. Además, participan en la ovulación de la mujer y en la espermatogénesis del hombre.
Hipófisis es una glándula endocrina.
La hipófisis se divide en dos secciones, anterior y posterior. Cada una cumple funciones puntuales.

Glándula pineal

La glándula pineal o epífisis cerebral es un pequeño órgano endocrino ubicado en el medio de los lóbulos encefálicos. La misma se encarga de la producción y secreción de una hormona llamada melatonina. De igual forma, participa en la regulación y mantenimiento de los patrones de sueño, así como en la modulación del reloj interno de los seres humanos.

La calcificación por acumulación de calcio, fósforo y fluoruro es la afección más común de este órgano. Ocurre en las personas adultas sin ningún tipo de manifestación clínica. No obstante, el daño severo de la glándula pineal se asocia con un crecimiento acelerado de los órganos sexuales y el tejido esquelético, así como con un mayor riesgo de desarrollar alzhéimer.

Tiroides

La tiroides es una glándula endocrina con forma de escudo o mariposa ubicada en la parte anterior del cuello y apoyada sobre la tráquea. Este órgano cuenta con células especializadas en la producción de las hormonas tiroxina (T4) y triyodotironina (T3), a partir del yodo. Ambas sustancias se encargan de la regulación del metabolismo.

Las hormonas tiroideas son responsables de la producción de energía, así como de la captación y utilización de carbohidratos, proteínas y lípidos. De igual forma, las mismas se encargan de regular la temperatura corporal y el ritmo cardíaco.

El exceso en la síntesis de hormonas tiroideas se relaciona con el hipertiroidismo, caracterizado por pérdida de peso, taquicardia y nerviosismo. Por otro lado, la disminución en la tasa de producción conduce al desarrollo de hipotiroidismo.

Paratiroides

Las paratiroides son cuatro pequeñas glándulas endocrinas con forma ovalada ubicadas por detrás de la tiroides. Sintetizan, almacenan y liberan a la parathormona u hormona paratiroidea (PTH), de acuerdo a las necesidades del organismo. La PTH se encarga de controlar y mantener en equilibrio los niveles de calcio y fósforo en sangre.

En este sentido, la parathormona favorece a la absorción de calcio en el intestino por activación de la vitamina D a nivel de los riñones. Por otro lado, esta sustancia aumenta la resorción de calcio a partir de los huesos por estimulación de los osteoclastos.

Estas glándulas endocrinas también se encargan de secretar calcitonina, cuyas funciones son opuestas a la PTH. El exceso de parathormona es llamado hiperparatiroidismo y se caracteriza por fragilidad en el tejido óseo e hipercalcemia.

Glándulas suprarrenales

Las suprarrenales son dos pequeñas estructuras triangulares ubicadas en el polo superior de ambos riñones. Estas glándulas endocrinas están formadas por una médula en el centro y una corteza en la periferia, por lo que cada sección se encarga de sintetizar diversos tipos de hormonas esteroideas.

La corteza suprarrenal se encarga de producir las siguientes:

  • Mineralocorticoides: son hormonas formadas a nivel de la capa glomerular, cuyo principal representante es la aldosterona. Estudios afirman que participa en el mantenimiento de las concentraciones de los electrolitos y en la regulación de la presión arterial.
  • Glucocorticoides: son corticosteroides sintetizados en la capa fascicular que se encargan de regular el metabolismo de los carbohidratos. El cortisol es una de las hormonas más importantes de este grupo.
  • Andrógenos sexuales: son esteroides sexuales producidos de forma secundaria en la capa reticular de esta glándula. Se incluyen a la testosterona, la dihidrotestosterona, la androstenediona y los estrógenos.

Por otro lado, la médula suprarrenal se encarga de liberar adrenalina y noradrenalina en respuesta a situaciones de estrés, peligro y ejercicio intenso.

Páncreas

El páncreas es un órgano endocrino y exocrino que forma parte del aparato gastrointestinal. Los islotes de Langerhans constituyen la porción celular encargada de la secreción hormonal del páncreas. Esta glándula libera varias hormonas, siendo el glucagón y la insulina las de mayor relevancia.

La insulina es una hormona anabólica cuyo papel es aumentar la entrada de azúcar a los tejidos, reduciendo así las concentraciones en sangre. Esta sustancia química actúa principalmente en el hígado, el musculo y el tejido graso.

Por otro lado, el glucagón es una hormona catabólica cuyas funciones son opuestas a las de la insulina. Favorece la hiperglucemia, el metabolismo de proteínas y de ácidos grasos. Su déficit conduce al desarrollo de hipoglucemia.

Páncreas es una glándula endocrina.
El páncreas es un órgano endocrino y exocrino a la vez, ubicado en relación al sistema digestivo.

Testículos

Los testículos son estructuras glandulares que forman parte del aparato reproductor masculino. Los mismos constituyen el sitio primario de producción de andrógenos en el hombre, sobre todo de testosterona. Además, se encargan de la síntesis de espermatozoides por estimulación por parte de la LH y la FSH.

La testosterona es una hormona esteroidea que estimula el crecimiento y maduración de los órganos sexuales del hombre. De igual forma, promueve el desarrollo de la masa muscular y el tejido óseo, así como la aparición de vello corporal y cambios en la voz. Por otro lado, esta sustancia es uno de los principales responsables de la virilidad y la libido en los hombres.

Ovarios

Los ovarios son las gónadas femeninas responsables de la síntesis de hormonas sexuales y de la maduración de los óvulos. Los estrógenos y la progesterona son las hormonas ováricas de mayor importancia. Ambas sustancias participan de forma continua en el crecimiento y la maduración sexual de las mujeres.

Los estrógenos son las hormonas encargadas de estimular el desarrollo del endometrio uterino, las mamas y los ovarios. De igual forma, regulan el ciclo menstrual y promueven los caracteres secundarios.

La progesterona también participa en el ciclo sexual femenino. Esta es la hormona responsable de preparar y nutrir el endometrio para la implantación del cigoto una vez ocurre la fecundación.

¿Cuándo ver a un médico?

Las alteraciones de las glándulas endocrinas pueden manifestarse de diversas formas, de acuerdo a la gravedad de la enfermedad y al tiempo de evolución de la misma. Los cambios en los hábitos diarios, en la apariencia y en la conducta suelen ser signos tempranos de que algo no va bien en el organismo.

Por tal motivo, los profesionales recomiendan acudir al médico ante los siguientes síntomas:

  • Sed o apetito excesivo.
  • Aumento en la frecuencia urinaria.
  • Debilidad y fatiga inexplicable.
  • Nauseas y vómitos intermitentes.
  • Aumento o pérdida de peso involuntaria.
  • Palpitaciones, nerviosismo o temblores.
  • Crecimiento deficiente para la edad.
  • Pérdida de la libido.

Una compleja red de hormonas vitales para la supervivencia

Las glándulas endocrinas forman una compleja red de mensajería química encargada de que todo funcione de forma adecuada en el organismo. En este sentido, las hormonas son un parte esencial del desarrollo, crecimiento y funcionamiento de todos los tejidos.

En la actualidad, las enfermedades endocrinas se diagnostican con más frecuencia. Los médicos recomiendan mantener un adecuado chequeo anual del perfil hormonal general. La detección y atención temprana de casi todas estas alteraciones favorece una mayor calidad y esperanza de vida a largo plazo.

Te podría interesar…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *