Roberto Rosario y otros miembros JCE dejan sus oficinas; los pasillos lucen desiertos

SANTO DOMINGO.-El presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Roberto Rosario Márquez y los demás miembros de ese organismo, limpiaron sus oficinas a espera de la llegada de los “nuevos inquilinos” que designará el Senado de la República.

Desde que corrió el rumor de que los miembros de la JCE serían sustituidos, los actuales incumbentes de ese organismo han abandonado prácticamente sus despachos al que no acuden desde hace varios días.

Tanto Rosario Márquez, como los demás integrantes de ese organismo electoral han recogido todas sus pertenencias a la espera de entregar los despachos a las nuevas autoridades que lo han de sustituir.

La más notable de las ausencias es la de Rosario Márquez, de quien este reportero pudo confirmar que tiene una semana que no se acerca a su oficina, y que según se dijo, estaría despachando desde su casa junto a varios de sus principales colaboradores.

El primero en limpiar su oficina lo fue Eddy Olivares, quien desde hace ya algunos días parece haber abandonado prácticamente ese organismo. Se habría integrado a sus labores privadas.

En tanto, que José Ángel Aquino y Francisco Féliz y Féliz también han cargado con sus pertenencias y su presencia por los predios de la JCE es nula.

Sobre Rosario Graciano, aunque también su presencia es escasa en la institución su oficina mantiene su ritmo normal. Se cree que será que será confirmada como miembro de ese organismo electoral.

Mientras que la empleomanía y funcionarios de esa institución se mantienen en sus oficinas a la espera de los que serán los nuevos miembros de esa institución los que sin lugar a dudas decidirán la suerte que correrán en los puestos que ocupan.

Los pasillos de la JCE lucen desiertos y los funcionarios y empleados se comentan entre si sobre las nuevas designaciones de las autoridades de esa institución.

Por Félix Rubio

Comentários no Facebook