Primer ministro iraquí, Mustafa al Kazemi, sale ileso de ataque con dron bomba dirigido a su residencia

Primer ministro iraquí, Mustafa al Kazemi, sale ileso de ataque con dron bomba dirigido a su residencia

El primer ministro de Irak, Mustafa al Kazemi, salió hoy ileso de un ataque con un dron bomba dirigido contra su residencia en el centro de Bagdad, según informó la Célula de Información de Seguridad en un comunicado.

Se produjo «un intento fallido de asesinato contra el primer ministro, el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, con un dron con explosivos, lanzado contra su residencia en la Zona Verde en Bagdad», indicó la Célula en un comunicado reproducido por la agencia de noticias oficial iraquí, INA.

Al Kazemi «no sufrió ningún daño, y Goza de buena salud», añadió la nota.

El propio primer ministro confirmó a través de su cuenta de Twitter que se encuentra bien y pidió calma a la población ante este intento de magnicidio. «Estoy bien, alabado sea Dios, entre mi pueblo, y pido calma y moderación de todos, por el bien de Irak», aseguró el Mandatario.

«Los misiles traicioneros no desanimarán a los creyentes y no les moverán ni un pelo ante la firmeza e insistencia de nuestras heroicas fuerzas de seguridad para preservar la seguridad del pueblo, defender los derechos y restablecer la ley», sostuvo en su tuit.

La Zona Verde, en la que se encuentra la residencia del primer ministro atacada a primera hora de este domingo, es una área fortificada en el centro de Bagdad, que concentra además un buen número de edificios gubernamentales y embajadas extranjeras.

Este atentado se produce en un momento de tensión en Irak tras los choques violentos entre manifestantes y policías durante una manifestación el pasado viernes en Bagdad, frente a la propia Zona Verde, contra los resultados de las elecciones legislativas del pasado 10 de octubre.

Los enfrentamiento dejaron dos personas muertas y más de un centenar heridas, muchas de ellas policías.

Varios partidos iraquíes consideran fraudulentos el escrutinio oficial de esos comicios, especialmente los que representan a las milicias integradas en la Multitud Popular, en su mayoría chiís y proiraníes, ya que sufrieron una gran pérdida de voto respecto a las elecciones de 2018.

Sus simpatizantes mantienen desde hace casi dos semanas una acampada de protesta frente a la Zona Verde.

Por otra parte, en los últimos dos años este área ha sido objeto de un buen número de ataques con cohetes, dirigidos principalmente contra la embajada estadounidense, a raíz del asesinato por parte de Estados Unidos en enero de 2020 al poderoso comandante iraní Qasem Soleimaní mediante un bombardeo selectivo en Bagdad.

Esta acción fue muy criticada por las fuerzas políticas iraquíes y por las milicias proiraníes del país, a las que Washington achaca estas agresiones contra la Zona Verde, que no son reivindicadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *