La ONU admitió “fallas” de entrenamiento tras la muerte de 15 cascos azules en el Congo

La ONU admitió “fallas” de entrenamiento tras la muerte de 15 cascos azules en el Congo

Naciones Unidas dijo este viernes que los ataques que dejaron 15 cascos azules de Tanzania muertos en diciembre pasado en la República Democrática del Congo (RDC) han delatado “fallas” en el entrenamiento de sus tropas.

Citando las conclusiones de una investigación, el organismo aseguró en un comunicado que fue encontrada “una serie de fallas en el entrenamiento y actitud de MONUSCO (la misión de la ONU en RDC) y su Brigada de Fuerza de Intervención”.

Quince cascos azules de Tanzania murieron y otros 43 integrantes del contingente de la ONU resultaron heridos.

El ataque del 7 de diciembre en el territorio de Beni, en la provincia de Kivu del Norte, fue el peor contra cascos azules desde la muerte de 24 efectivos paquistaníes en Somalia en junio de 1993. 

Un equipo de investigadores encargado de evaluar la respuesta de las fuerzas de paz “encontró una serie de lagunas en la formación y postura de la MONUSCO y su brigada de intervención”, señaló Naciones Unidas en un comunicado emitido el viernes. Observó también que la misión carecía de un plan de contingencia en caso de ataque. 

El secretario general de la ONU Antonio Guterres designó a Dmitry Titov, un ruso que trabajó en las fuerzas de paz de las Naciones Unidas, para dirigir la investigación.

La ONU había afirmado que la emboscada había sido realizada por presuntos rebeldes del ADF, un oscuro grupo dominado por musulmanes ugandeses, una de las varias organizaciones armadas activas en la región norteña de Kivu.

Un informe de la ONU difundido el mes pasado recomendó a las fuerzas de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas que cambien su forma de operar y no rehúyan el uso de la fuerza, en un preocupante contexto de alza de los ataques contra los cascos azules.

Comentários no Facebook